script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"Cosecha de cine 2019", por Javier Collantes

Durante los últimos años, el memorizar los recuerdos que producen las películas vistas a lo largo del año resultaba complicado, aunque, al final, casi siempre flotaban, desde un criterio subjetivo, las excelencias fílmicas de grandes películas, apasionante cine, cine, cine... En mi opinión, 2019 es uno de los mejores últimos años, una 'cosecha' digna de todo elogio con proliferación de notables films.


Parásitos, un film de Corea del Sur que está siendo un auténtico éxito y que el cineasta Bong Joon Ho ha realizado de manera sobresaliente, una extraordinaria obra cinematográfica que, a modo de metáfora, es un ejercicio del dolor, las injusticias, la venganza, vitriólica, donde el lugar, el olor, la lluvia y sus personajes son empujados al margen del sistema. Cine negro por excelencia, un relato tan magnífico que logra seer una de las películas del año.


Joker. Una asombrosa película, tan digna que roza la obra maestra. Cine de otras capas. La sobresaliente interpretación de Joaquin Phoenix simplemente es demoledora, rozando la perfección, emotiva, en todos los sentidos. Un relato con el conflicto consigo mismo, con el mundo que le rodea. Locura, emotiva, que con sus diálogos, miradas, secuencias, banda sonora, la secuencia del baile en unas escaleras y demás... Un cuadro cuyos lienzos fílmicos son la definición de una cercana obra maestra.


Érase una vez en Hollywood. Quentin Tarantino realiza, en su asombrosa filmografía, su mejor película. Un homenaje al cine de antes, una fantasía tarantiniana pop sobre Sharon Tate. Un relato sobre el amor al cine, sus rodajes, la inocencia, en un mundo que cambia. Un reparto sensacional: Brad Pitt, Leonardo Di Caprio y demás. Contiene la esencia de una historia de otros tiempos, con su banda sonora y ambientación en una clara línea del espíritu del directo, Rh cine. Genial, digna de admiración.


La favorita. Un relato de intrigas palaciegas alrededor de la Reina de Inglaterra en otra época. Con unas interpretaciones que rayan la maestría, una fotografía, guión, dirección, su resultado es una magnífica película que brilla en todos sus órdenes. Cine de muchos y notables recursos, sin olvidar la calidad que muestra en cada secuencia, luz, miradas, gestos, palabras. Una obra luminosa que despierta el interés desde su principio, una obra de salón, puro lujo para el placer del espectador.


Largo viaje hacía la noche. Un film del director chino Bi Gan. Cinematografía china de connotaciones de cine negro cuyas vicisitudes, a lo largo de su historia, resulta hipnótica, con reminiscencias de David Lynch, trozos del subconsciente en un entramado de un viaje para buscar a la mujer que amó y nunca logró borrar de su mente. Un relato arrebatador entre el recuerdo, la imaginación, la realidad, la ficción, el sueño, en unas imágenes extraordinarias. Una página de ensoñación.


La luz de mi vida. Un film de distopía en un mundo apocalíptico, un relato paterno-filial en unos tiempos donde, debido a un virus devastador, las mujeres han desaparecido. Un relato intimista cuyas imágenes, diálogos, silencios, tramas, resultan tremendas. El magistral Casey Affleck y el resto del reparto consiguen trasmitir la esencia de una historia impactante. Cine pausado para un actor-director que filma un relato puntiagudo.


Entre las películas que me han resultado una maravillosa sorpresa destaco Lo que esconde Silver Lake, un film que, de una manera especial, te atrapa con su recuerdo al inicio de La ventana indiscreta, en un apartamento de la ciudad de Los Ángeles, donde un hombre, aburrido, descubre a una vecina misteriosa y sexy que, de repente, desaparece, comenzando él una búsqueda llena de sorpresas, surrealismo y toques extraños para una experiencia muy agradable y entretenida... si te adentras en ella.


La caída del imperio americano. Denys Arcand dirige un film envolvente en el que, después de Las invasiones barbaras y El declive del imperio americano, narra una fábula cuya denuncia social y política queda en entredicho. Con un ritmo trepidante y a modo de thriller, su contenido y desarrollo lo convierten en un film necesario de ver por su estilo y argumento, un relato completo.


El increíble finde menguante. Cine español especial y maravilloso que Jon Mikel Caballero dirige con acierto, una historia magnífica, cine independiente, diferente y emotivo que, a lo largo de su argumento, ayudado con unas interpretaciones que emocionan -Irene del Río, Adam Quintero, Nadia de Santiago, Irene Ruiz, Luis Tosar-, hacen una especie de Atrapado en el tiempo, una repetición de hechos durante un cumpleaños. Más de lo crees ver, una pequeña joya.


En mil pedazos. Un monumental drama sobre un joven adicto a las drogas y su desintoxicación en una clínica de Minnesota, descubriendo su realidad. Impactante relato que llega al espectador, duro sin concesiones y sin recargar las tintas en el sentimentalismo al uso. Una historia estremecedora que con sus intérpretes y una dirección aceptable cierran un compendio de historia en una linea de cine necesario de ver.


Esperaba mucho más de Géminis. Me parece un film del director Ang Lee que carece de empaque y ni tan siquiera el actor puede salvar la película. Un relato desequilibrado y aburrido. No funciona ni la acción, un texto sin palabras. También de Ad Astra: Hacía las estrellas, un film pretencioso, vacío, envuelto en celofán sideral que intenta homenajear a títulos emblemáticos del género y no consigue casi nada. Brad Pitt en primeros planos y destacable Tommy Lee Jones, el único que imprime algo de credibilidad.