script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Un amor cántabro llega para quedarse

La octava temporada de Amar es para siempre arranca este lunes, 16 de septiembre, con la llegada de una nueva familia a la Plaza de los Frutos, los Ordóñez, conocidos archienemigos de la familia De la Vega, unos nuevos personajes que van a representar la metáfora del tránsito que España vive en ese momento, a caballo entre finales de 1976 e inicio de 1977, momento convulso donde el país estrena la recién instaurada monarquía española a la vez que no desiste en luchar por comunicar una necesidad de libertad de pensamiento, política y social.


Con novedades en las tramas y decorados, el nuevo curso de la ficción de la sobremesa de Antena 3, producción de Atresmedia en colaboración con Diagonal TV que se emite a las 16:30 horas y supera los 1.600 capítulos con un 12,4% de cuota de pantalla gracias a 1,4 millones de espectadores, incorpora varios nombres propios a su reparto, que seguirá contando con intérpretes como Anabel Alonso o Iñaki Miramón, entre ellos uno cántabro.


Beatriz Argüello, Jose Manuel Seda, David Janer, Lucía Jiménez, Adriana Torrebejano, Adrià Collado... son algunos de los nuevos rostros de Amar es para siempre, ficción en la que también desembarca la actriz cántabra Marina Orta, la joven atrevida y divertida Inma Ordóñez en la serie, a quien hemos visto en Las chicas del cable o Cuéntame cómo pasó, y que sigue dando pasos prometedores en el terreno de las ficciones nacionales.