script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

"Jurassic World: The Exhibition, un plan de cine para puente y Navidad", por María Buenaposada

Como el Ave Fénix, los dinosaurios han resurgido, en este caso de sus fósiles, para que podamos verlos hasta el 17 de febrero de 2019 en Madrid. Después de más de un millón y medio de visitantes alrededor del mundo, la capital española es la segunda ciudad europea y quinta mundial que visitan estos extraordinarios seres, para después marcharse al continente asiático.


Este año, el pabellón 5.1 de IFEMA nos trae Jurassic World: The Exhibition donde podemos encontrar los mejores ejemplares de esta especie que anda, respira e incluso asusta un poco. Jack Horner, experto paleontólogo y asesor de la franquicia de Jurassic Park desde hace 25 años, asegura que 'el espectador debe esperar un contenido sorprendente y atreverse a tocar todo lo que pueda'.


El espacio de la exhibición incluye todo el proceso, desde que entramos en el Ferry hasta que llegamos a la Isla Nublar, donde no tardaremos en comenzar a ver dinosaurios como Branchiosaurus o Pachyrhinosaurus entre muchos otros. Inspirada en los propios escenarios de la película, recrea no sólo la fauna sino la flora con la que conviven estos animales. El recorrido, además, pasa por distintos laboratorios que han recreado de las cintas y donde podrás adquirir información sobre la investigación, la vida en la Isla o el proceso de 'vuelta a la vida' de los dinosaurios.


En una de las salas didácticas también podemos encontrar un hueso de fémur real de dinosaurio que podemos observar, fotografíar y tocar. Toda la exposición ha sido trasladada de una ciudad a otra en 28 tráilers que han requerido más de un mes para montarla por completo. Además, han sido necesarios profesionales de todo tipo para que el realismo esté presente durante todo el recorrido. Uno de los momentos más destacables es la interacción con Blue, el velocirraptor de Jurassic World, aunque siempre es recomendable hacerlo a cierta distancia de seguridad.


Aunque se parta de una película de ficción, esta inmersión en el mundo de hace millones de años no está tan alejado de lo que fue, y está recreado no sólo para el entretenimiento sino para aprender de la historias y las especies que vivieron en la Tierra hace tanto tiempo. Por ejemplo, merced a una de las confesiones del propio Jack Horner en la rueda de prensa sabemos que 'los dinosaurios realmente eran más coloridos, sobre todo los machos, pero los conocemos con tonos más apagados porque el propio Spielberg decidió crearlos de esta manera para que fueran lo suficientemente aterradores'.


Gracias a las ventajas del uso de animatronics, el movimiento de los dinosaurios por el pabellón de IFEMA, así como por los propios sets de las películas, es lo suficientemente realista y convence tanto a los adultos como a los niños. Esta exposición estará disponible para su visita hasta el de 17 de febrero de 2019 en Madrid. Sin duda, un plan de cine para aprovechar este puente de Diciembre o la Navidad que tenemos por delante.