script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Magos, ositos y sirenas

Este sábado, 7 de octubre, el auditorio del Centro Botín albergará, a las 17:00 horas, el inicio del ciclo Magos, ositos y sirenas. Películas infantiles polacas, un monográfico que ofrecerá a los más pequeños la posibilidad de acercarse a una de las escuelas con más tradición cinematográfica de Europa y que comenzará con la proyección del largometraje La academia del señor Klek (1984).


Esta película de Krzysztof Gradowski, basada en la novela homónima de Jan Brzechwa y recomendada a partir de 10 años, narra la historia de un niño que ingresa en una particular escuela de magos y se dice que sirvió de inspiración para la saga de Harry Potter. El ciclo continuará, el 21 de octubre, con Mi oso (2012), de Kasia Wik, un cuento de animación, a partir de 7 años, sobre una chica que decide adoptar un oso como mascota. 

A continuación, ya en el mes de noviembre, llegarán dos citas, la primera de ellas con una sesión doble de cortometrajes. El 4 de noviembre, el programa doble lo conformarán Pedro y el lobo (2006), película anglo-polaca de animación stop-motion, Oscar al Mejor Cortometraje de Animación 2007 y adaptación del cuento clásico dirigida por Kate Templeton con música de Serguei Prokofiev; y Casparade (2015), sobre un adolescente que no quiere madurar dirigida por Kamil Polak y Wjtek Wawszczyk.

Magos, ositos y sirenas. Películas infantiles polacas concluirá el 25 de noviembre con Cuentos de hada polacos, jornada para todos los públicos con cuatro cortometrajes de animación: Apolejka y su burro (2016), de Joanna Jasinska Koronkiewicz, la historia de una chica que vive en una torre y decide qué hacer con su burro; La montaña de cristal (2002), de Jacek Adamczak, la de un joven campesino que debe decidir si convertirse en rey tras salvar a una princesa; La sirena de Varsovia (2016), de Pawel Czarzasty, en torno al origen de la capital polaca; y Johnny y Tommy (2016), de Andrzej Gosnieniecki, una competición entre dos conductores.

Desde los años 50, Polonia ha producido una gran cantidad de películas para  niños y jóvenes: dibujos animados, caricaturas y efectos especiales de todo tipo se combinan en producciones tanto sobre historias infantiles clásicas, conocidas en todo el mundo, como sobre sus propias leyendas y cuentos de hadas. Tras la irrupción de directores como Jan Lenica y Walerian Borowczyk, y la consolidación del género infantil dentro de la industria cinematográfica del país, los polacos han continuado creando películas infantiles de mucha calidad que pueden disfrutar niños de todas las edades.

El abono para el ciclo Magos, ositos y sirenas. Películas infantiles polacas, cuyas proyecciones tendrán lugar en todos los casos a las 17:00 horas, tendrá un coste de 8 euros y una bonificación del 50% para los Amigos del Centro. Las entradas individuales costarán 3 euros cada una. Por su parte, los niños pagarán una entrada reducida: 4 euros por el ciclo completo y 2 euros por cada película suelta. En este caso, los Amigos del Centro Botín también tendrán un descuento del 50%.