script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "La momia", por Javier Collantes

Las diversas propuestas que el cine ha ofrecido, y sigue ofreciéndonos, en este género tan atractivo como peculiar, las aventuras nacidas sobre personajes de la  literatura fantástica, suelen gozar de gran éxito y calidad más cuestionable. Así, con nuevos títulos trasladados a la época actual y de la mano de Tom Cruise, nos llega esta momia en un 'reboot' con más efectos especiales y mayor espectacularidad.


En principio muy bien, su desarrollo se queda en un ejercicio comercial sin mucha fuerza, donde una historia, la de Ahmanet, una antigua princesa egipcia cuyo destino le fue arrebatado por su padre al ofrecerle el trono de faraón a su hijo, regresa siglos después, tras ser enterrada para ser olvidada, al mundo de los vivos con el propósito fundamental de responder al engaño con la venganza por bandera.


Sobre este argumento, La momia se construye, narrativamente hablando, como una nueva historia distinta a las anteriores entregas, salvando distancias fílmicas a los clásicos y, por supuesto, a las últimas de Brendan Fraser. Con este nuevo relato, nos encontramos con una película que no aburre, pero no emociona. Más bien, unas andanzas de zombis con persecuciones al uso en un recorrido, por instantes, sin sentido del ritmo.


Una forma de acribillar al espectador sin dar rienda suelta a nada, y te preguntas '¿a qué estamos asistiendo?'. Con unos diálogos sin gracia, el esfuerzo de sus intérpretes resulta insuficiente para pasar la línea de calidad artística. Bajo una dirección apabullante y un endeble guión, su configuración se vacía casi desde el primer fotograma en una sucesión de secuencias e imágenes descontroladas.


Sin justificar la principal razón, gustar y ser una aventura digna, La momia nos momifica bajo un planteamiento lleno de recovecos sin sustancia, ni pirámides, ni arena  del desierto. Bueno, nos quedan más aventuras y la presencia de Russell Crowe. Historias de dioses y monstruos esperando nuevas sensaciones. Intentando salvar algo, quizás la secuencia del avión. Sin grandeza, a esta momia le falta olvidar la 'zombieland'.