script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Cines Groucho: Día de Europa 2017

Este martes, 9 de mayo, los Cines Groucho, con el patrocinio de la Fundación Santander Creativa, se suman al Día de Europa, una celebración que las salas santanderinas viene realizando desde su apertura en 2004 gracias a distintos apoyos públicos y con diferentes fórmulas de contenido. En esta ocasión, será con la proyección de dos películas europeas de autor no estrenadas comercialmente en Santander. 


En sesiones de 16:15, 18:20, 20:25 y 22:30, los Cines Groucho, representantes de la red Europa Cinemas en Santander -red que apoya la exhibición de cine continental en las salas de los centros urbanos-, proyectarán Paz en nuestros sueños, del lituano Sharunas Bartas, y La camarera Lynn, del alemán Ingo Haeb, dos muestras destacables del cine europeo actual cuyas proyecciones, en VOSE, tendrán un precio de 3 euros/película o 5 euros las 2 películas.


Paz en nuestros sueños nos presenta a un padre viudo, su pareja y su hija. Todos ellos van a pasar el fin de semana en su casa de campo. La hija acaba de mudarse a casa de su padre en busca de su afecto. El hombre cansado de su vida no sabe dónde encontrar fuerzas para continuar. La mujer, violinista, se ve incapaz de elegir entre la música, el amor y su carrera. Aunque ambos se aman su relación es tensa, hasta tal punto que puede romperse en cualquier momento... A veces para comprenderse es necesario escuchar y observar a los demás. Debemos sentir el frío aliento de la muerte para volver a la vida. 


La camarera Lynn, protagonizada por Vicky Krieps, es una mujer obsesionada por la limpieza: se dedica en cuerpo y alma a las tareas domésticas que tiene a su cargo en el hotel Eden. Por aburrimiento, mantiene una relación con el gerente, pero lo que realmente le interesa es conocer los secretos de los clientes, así que husmea en todas sus pertenencias. Además,se esconde debajo de las camas para escuchar lo que sucede a su alrededor. Un día descubre que uno de ellos es una dominatrix que somete a sus clientes a prácticas sadomasoquistas. Ese descubrimiento cambiará su vida.


El objetivo de esta celebración, que se viene conmemorando desde 1985, es ofrecer a los ciudadanos la oportunidad de interactuar y participar en la construcción de una Europa más cercana, unida y enriquecida por su diversidad cultural, así como contribuir a forjar una identidad europea basada en valores, historia y cultura comunes y en promover la acción, el debate y la reflexión relacionados con la ciudadanía europea.