script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Orbita 9", por Paco España

No he visto Passengers, reciente película norteamericana que, según comentarios que estoy oyendo, se emparenta en género y estilo. La historia comienza con Elena, interpretada por Clara Lago (El viaje de Carol, Primos, 8 apellidos vascos), la única joven tripulante de una nave que viaja por el espacio. Sin embargo, se presenta una avería en el sistema de oxígeno, un problema que supuso que sus padres abandonaran la misma para que le durara más tiempo y así lo ganase para que acudiera el ingeniero a reparar el fallo... en unos ¡¡tres años!!.


Se conoce que estaba mas allá de Mataporquera, localidad que se suele mencionar por el seguro del hogar cuando el fontanero va a tardar un montón de tiempo en venir a reparar la fuga. Tras mucha paciencia, llega el ingeniero, al que da vida su tocayo Alex González (Segundo asalto, Luz de domingo, Alacrán enamorado). Elena no ha visto en su vida otro ser humano, aparte de sus padres -y mucho menos tan musculado-. La representación gráfica del acoplamiento entre las dos naves en la pantalla ya nos indica, de una manera nada sutil, lo que va a suceder más pronto que tarde.


Estos son los primeros minutos de esta película que dirige el desconocido Hatem Khraiche, quien además hace las funciones de guionista. Clara Lago siempre me ha parecido, en su ya dilatada carrera a pesar de su juventud, que tiene una nula capacidad para trasmitir emociones. No se le puede negar su belleza ni el trabajo que pone en sus personajes, pero creo que la interpretación es algo que va más allá.


Sobre Alex González no voy a decir nada, porque sería repetir exactamente lo mismo que con la actriz. Eso sí, son intérpretes jóvenes que tienen cierto tirón entre los espectadores de su generación, aunque en este caso, interpretan una historia romántica con nula química entre ellos. En la película hace un trabajo, poco más que testimonial, Belén Rueda, un personaje que ni ella misma se cree. Pero no sólo ella, ninguno de los actores y actrices se creen lo que están diciendo y haciendo.


Órbita 9 es una película totalmente previsible, en la que sabes todo lo que va a ocurrir en cuanto se descubren la primeras cartas. También es cierto que tiene un marcado criterio ecologista y que plantea la situación que se puede dar en un futuro próximo si seguimos tratando el planeta como lo estamos haciendo. Esto es lo único digno de mención en un guión que brilla por su ausencia.