script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Resines, ¿cabeza de turco cántabro en la Academia?

Antonio Resines, presidente de la Academia de Cine, y Edmon Roch, vicepresidente, comunicaron ayer miércoles, 13 de Julio, su dimisión irrevocable de su cargo y funciones, una decisión tomada, según las propias palabras de ambos manifestadas a través de una carta a los académicos, 'a raíz de serias discrepancias con parte de la Junta Directiva que han imposibilitado en los últimos meses el trabajo diario de la terna presidencial en la institución'. 


Igualmente, tanto Resines como Roch reconocen que ha sido un honor presidir la entidad y que, en todo momento, su intención fue desempeñar sus funciones 'de la mejor forma posible y siempre en beneficio del sector al que hemos representado'. Según establece el reglamento de la Academia de Cine, la Junta Directiva nombrará en una de sus próximas reuniones al presidente y vicepresidente en funciones, que se encargarán de la convocatoria de unas elecciones que tendrán lugar en un plazo no superior a tres meses.

Se da la circunstancia de que Antonio Resines (Torrelavega, 1954) fue elegido en Mayo de 2015 como presidente de esta institución, tres meses después de la dimisión de Enrique González Macho por 'motivos personales'. En aquel momento, el actor cántabro asumió la presidencia en funciones y, tres meses después, fue ratificado sin la necesidad de la celebración de elecciones, puesto que la suya fue la única convocatoria presentada. Resines se presentó junto a Roch y Gracia Querejeta como candidatos a vicepresidentes. 

Curiosamente, la realizadora de "Felices 140" anunció también, el pasado 27 de Junio, su dimisión como vicepresidenta por 'cierta incompatibilidad' de su trabajo actual con el cargo, un puesto en el que, según ella misma indicó, le cuesta mantener la continuidad necesaria para estar pendiente de los asuntos que se abordan. En el caso del ya ex-presidente de la Academia, Resines deja el cargo reconociendo que no hay 'ninguna posibilidad' de que vuelva a presentarse y afirmando que no se le ocurre 'ningún nombre' para este cargo.

El actor torrelaveguense reconoce, al mismo tiempo, un 'problema grave' en la institución ya que, a su entender, la Junta, la Presidencia y la Dirección de la Academia de cine no caminan en el mismo sentido, y reconoce que 'si una parte de la Junta no está de acuerdo con la presidencia tienes un margen de maniobra muy pequeño'. Entre luchas de poder y 'operatibilidad', el paso de Resines al frente de la Academia en estos meses también ha dejado otra serie de situaciones controvertidas como el cambio de gestión en la ceremonia de los Premios Goya.