script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Rumbos", por Paco España

"Rumbos" nos cuenta cinco historias que suceden, durante una noche, en las calles de Barcelona: un taxista enamorado de su esposa, la cual sufre de serias dudas vitales; una pareja de profesionales sanitarios en su ambulancia; un camionero enamorado de una prostituta madura; dos jóvenes alocados con dudas de su sexualidad y con un coche que no les corresponde; y una joven abandonada por su novio porque ya no se siente motivado (realmente el motivo tiene otras piernas).


Sin conocer su ópera prima como directora de largometrajes ("Cómo sobrevivir a una despedida"), "Rumbos" supone una manera más que digna de poner el pie en la industria del cine español. Su elegante realización, su elaborado y bien engarzado guión -del que también es responsable-, su excelente elección de actores y actrices para sus respectivos personajes... nos pone de manifiesto que la irrupción de esta nueva realizadora nos puede proporcionar grandes momentos de cine en un futuro próximo.


Manuela Burló es una conocida y reconocida directora y actriz de cortometrajes, como es el caso de "Pipas", un brevísimo trabajo multipremiado pero que no pasa de una anécdota bien interpretada; "Camas", mucho más elaborado y profundo donde afloran los sentimientos en las relaciones más íntimas; o "Striptease", que no dirige pero su interpretación de una relación sentimental tiene una enorme calidad. En estos trabajos queda meridianamente claro que el terreno de Manuela Burló es el de los sentimientos humanos, a los que se acerca con notable acierto y buen pulso.


Esta película nos entrecruza estas cinco historias repletas de sentimientos, amor, desamor y dudas que todos los humanos tenemos sobre cómo vivirlas y de qué manera sobrevivir a ellas. Todas estas cuestiones están sostenidas en las interpretaciones de Karra Elejalde, Carmen Machi, Fernando Albizu, Pilar López de Ayala, Ernesto Alterio, Nora Navas y la voz de Julia Otero. "Rumbos" se ve con agrado, muestra cualidades y reacciones humanes verosímiles, y nos pone delante de los ojos razonamientos lógicos que, de vez en cuando, necesitamos que alguien nos los haga ver de nuevo.