script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Ciclo de Cine: La nueva ola polaca (1956-1965)

En los años inmediatamente posteriores a la II Guerra Mundial, los países de la Europa oriental cayeron bajo el poder del 'bloque soviético' e instauraron gobiernos comunistas. Como consecuencia, la industria del cine se nacionalizó y acabó convertida en una actividad del gobierno. En la primera época (1945-1955), tanto la temática como el estilo usado por los cineastas estaba sujeto a un férreo control gubernamental, pero tras la muerte de Stalin, en 1953, se produjo un cierto proceso de apertura que comenzó a notarse sobre todo en Polonia, dando lugar a la expresión 'Nueva ola polaca' como complemento a las otras 'olas cinematográficas' ya vistas de Francia, Inglaterra, Japón, Brasil... 


Esta nueva generación de cineastas polacos deseaba enfrentar, tan honestamente como fuera posible, la realidad y la historia de su país, siendo su característica más acusada el sentido de ambigüedad que persigue sus historias. Sus personajes no son buenos ni malos, sino individuos con todas sus contradicciones, personas muchas veces atrapados en situaciones que escapan a su control. Grandes talentos como Andrzej Wajda, Roman Polanski, Jerzy Skolimowski, Andrzej Munk y tantos otros consolidaron el cine polaco como uno de los más interesantes y progresistas de su época. En este sentido, la Fundación Botín programa, en Mayo y Junio, el ciclo de cine "Primera luz: la nueva ola polaca (1956-1965)". Organizado por Richard Peña, en colaboración con el Instituto Adam Mickiewicz (Varsovia), este ciclo de cine, cuyas proyecciones tendrán lugar en VOSE en sesiones de 20:00 h. con entrada libre y gratuita hasta completar aforo, incluye los siguientes títulos:


6 de Mayo
"Cenizas y diamantes" (1958), de Andrzej Wajda
Información: Terminada la II Guerra Mundial, dos soldados del ejército polaco reciben el encargo de asesinar a un líder comunista. Sin embargo, el más joven prefiere disfrutar del primer día de paz en muchos años, de la bebida y de las mujeres hermosas. Más que cualquier otra, esta película significó el lanzamiento internacional del cine polaco. Andrzej Wajda ofrece un retrato provocador de una Polonia llena de contradicciones políticas y convirtió a su protagonista en el 'James Dean' de la Europa del Este.


11 de Mayo
"Eroica" (1958), de Andrzej Munk
Información: Concebida como una especie de 'sinfonía' sobre el concepto de heroísmo, la película narra dos historias separadas aunque resonantes de algún modo. La primera, de tono amargo y tragicómico, retrata a un vividor que es reclutado por el ejército polaco en la víspera del levantamiento de Varsovia. En la segunda, de toques surrealistas, un soldado polaco trata de escaparse de un campo alemán. Su fuga lo convierte en un héroe pero la realidad es bien distinta. Uno de los grandes del cine polaco, Munck murió trágicamente en 1961.


18 de Mayo
"Madre Juana de los ángeles" (1961), de Jerzy Kawalerowicz
Información: Basada en un hecho real que aconteció en Loudun (Francia) en 1634, narra la historia de un grupo de monjas que empezaron a sufrir posesiones demoníacas. La película se adentra en la historia de un cura que intentará llevar a cabo diversos exorcismos para liberar del mal al convento, pero es también una reflexión sobre la fe, el pecado y la redención, y una perfecta radiografía del miedo y la superstición imperantes en la época. La impresionante fotografía en blanco y negro de Jerzy Wójcik, así como los claroscuros y las referencias simbólicas, son esenciales para captar toda la intensidad de la película.


25 de Mayo
"El cuchillo en el agua" (1962), de Roman Polanski
Información: Nominada al Oscar a la Mejor Película Extranjera, fue el primer largometraje de Roman Polanski y un gran éxito internacional. Una atractiva pareja que se dirige a disfrutar de un día de navegación en su barco, recoge a un autoestopista. Le invitan a navegar con ellos sobreviniendo entre los tres un juego tenso e impredecible. Toda la acción trascurre en un pequeño velero, revelando Polanski en esta película su dominio de la filmación en ambientes claustrofóbicos y limitados. Polémica cuando se estrenó por primera vez por su toma impactante en la moral y la sexualidad, sigue siendo uno de los mejores logros de la nueva ola polaca.


1 de Junio
"Los brujos inocentes" (1960), de Andrzej Wajda
Información: Tras su éxito con "Cenizas y diamantes", Andrzej Wajda recibió un guión de un estudiante de la Escuela Nacional de Cine de Lodz, Jerzy Skolimowski, que llegaría a convertirse en uno de los grandes realizadores de Polonia. Un apuesto médico, cansado de que le persigan las mujeres, conoce a una joven. Pasan la velada charlando hasta que ella desaparece y él comienza a buscarla por toda la ciudad. La película es un retrato de la generación de la posguerra, nihilista y apática.


8 de Junio
"Señas de identidad desconocidas" (1964), de J. Skolimowski
Información: Jerzy Skolimowski montó cuatro cortometrajes que había hecho en la escuela de cine, les añadió material de conexión y presentó el conjunto como un largometraje. La estructura episódica de la película es una metáfora de la vida de Andrzej Leszczyc, interpretado por el propio Skolimowski. Finalizada su exención del servicio militar, un joven acude a alistarse pero por el camino conoce a una joven. El rumbo arbitrario de la vida de Andrzej refleja perfectamente su desafección de la sociedad polaca. Impulsado por un capricho, o tal vez mera casualidad, prefiere la anarquía a una vida bien ordenada.


15 de Junio
"El arte de ser amado" (1963), de Wojciech Has
Información: Basada en una novela sobre de Kazimierz Brandys sobre la culpa y la memoria, una actriz rememora su pasado. Actuaba en París junto a su amante cuando estalla la guerra, trastocando sus vidas. La relación entre ambos se someterá a giros inesperados adaptándose continuamente a una realidad política en cambio constante. Apoyado en dos actuaciones extraordinarias, Has profundiza en la necesidad de afrontar a la guerra y sus secuelas con honestidad y sin excusas.


22 de Junio
"La cruz negra" (1960), de Aleksander Ford
Información: El 'gran señor' del cine polaco en esos años, Aleksander Ford, utilizó el éxito internacional de la nueva ola de Polonia para conseguir financiación para la película polaca más cara de la historia, un espectáculo histórico que sigue siendo uno de los títulos polacos más populares. Basada en la novela "Los caballeros teutónicos", de Henryk Sinkiewicz, es un fresco de batallas impresionantemente filmadas, luchas políticas intensas y una trágica historia de amor en tiempos medievales.


29 de Junio
"Salto" (1965), de Tadeusz Konwicki
Información: Pocas películas merecen el adjetivo de kafkiano como la mejor película de Tadeusz Konwicki, también uno de los más grandes novelistas de la posguerra de Polonia. Utilizando una variación de un clásico de los westerns americanos, la llegada de un misterioso extranjero a una ciudad aislada, solamente que ahora en la Polonia de los sesenta, la película empieza con el salto de un hombre de un tren. El hombre llega a un pueblo escasamente poblada, casi fantasma. Todas las personas que encuentra parecen estar en un estado de ansiedad agravada por su llegada. ¿Quién es este misterioso desconocido?.