script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

David Mitchell: de "El atlas de las nubes" a "Relojes de hueso"

Autor de la abanderada cinematográfica de "El atlas de las nubes", David Mitchell sigue dando buena cuenta de su astucia literaria en el terreno de la fantasía, la complejidad narrativa y la diversidad de géneros en "Relojes de hueso", la historia de una huida traumática con pesadillas visionarias de explicaciones aparentes, en manos de una larga lista de personajes, en un contexto mágico y a lo largo de varias décadas.


Relatado en base a un ágape de imaginación desbordante y trazos tan salvajes como indómitos, este ingenioso thriller, con sus en torno a las 600 páginas, se enroca de manera brillante en las redes del entretenimiento, una lectura despreocupada, pero de pulso intenso, que no deja de lado el aliño macerado de las posibilidades lingüísticas y el enriquecimiento espiritual de cierta exquisitez prestidigitadora.

En los tiempos más encorsetados de la Dama de Hierro, Holly Sykes, una joven quinceañera de raíces irlandesas, emprende una escapada hacia ninguna parte después de discutir con su madre y descubrir a su novio con su mejor amiga. Este punto de partida con los pies en la tierra dará paso, con notoria fluidez y a través de seis entregas capitulares, a una entrelazada trama de carácter distópico que avanza desde un pasado reconocible a un futuro orwelliano.

Aunque puede parecer mentira, la narración continuada en primera persona por parte de diferentes personajes, todos relacionados con la joven protagonista, puede provocar cierta desconexión generalizada por parte del lector, si bien el hecho de que la primera entrega y la última corran a cargo de ella contribuye a aliviar dicha limitación. Esta relativización se desintegra en el tic tac de la vida hacia la muerte.

Sin perder un sentido del humor muy peculiar, David Mitchell se adentra en un mundo poco agradable de disputas familiares, conflictos bélicos pretéritos y futuristas de condición postapocalíptica, o, curiosamente, tensiones literarias, señas propias de identidad y autoría que delimitan este recorrido entre el realismo y la ciencia-ficción en un entorno de sociedades polarizadas: ¿Horólogo o Anacoreta?.

'Me duele la garganta y estoy temblando. Nadie sale corriendo del pub detrás de mí. Bien. Un camión de cemento pasa rodando y la vaharada de humo que suelta hace que el castaño de Indias se balancee con un leve crujido. Inspiro el olor a asfalto caliente, a fritanga y a basura de una semana que sale del contenedor (los basureros están en huelga otra vez)'.