script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Martes de Cortos vs. la violencia de género

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, que se conmemora el 8 de Marzo, la Filmoteca de Cantabria programa este martes, 10 de Marzo, una velada de cine relacionado con esta temática bajo la denominación "Martes de cortos contra la violencia de género", una sesión que tendrá lugar a las 20:30 h. y que incluirá los siguientes títulos:


"Azul y Rosa", de Eva Gómez Abascal
Hombre-mujer, azul-rosa... Esta dicotomía, que nos viene dada a través de la sociedad y la educación, es la que tratamos de eliminar con este sencillo vídeo, intentado ir más allá, para ver, finalmente, que somos seres únicos e irrepetibles, pero iguales.

"Escucha mis ojos", de El Camarote
En el cine y en la vida, la violencia está presente dejando una huella en la mirada del espectador. Buscamos la mirada crítica de este, a través de las imágenes cinematográficas que no nos dejan indiferentes.

"Metamorfosis", de Francisco de Beraza Gómez
El hombre aparece, entra en la vida de la mujer cual caballo de Troya para someterla, subyugarla mediante el gesto, el pensamiento, la mirada, la palabra, la violencia ..., haciendo tambalear el ser que reside en ella, su persona, su vida... Esta violencia, este sometimiento, provoca un dolor prolongado en el tiempo que hace mella en su carne y en su psique, que debe ser desterrado para el bien de la mujer.

"Lágrimas", de Sara Huete
Lágrimas de las mujeres que lloran y se reflejan en las imágenes cortadas/recortadas de las gotas del llanto.

"Piedra de agua", de María Asunción Velarde
Un símil entre la personalidad de una mujer, que va modificándose a lo largo de su vida en función de la sociedad asediante en la que vive, y el discurrir de un río. Ambos, en el caminar amarrado por la soga de la incomprensión, dirigen su destino y, finalmente, encuentran en el mar la libertad.

"Sola", de Antonio Gutiérrez-Rivas Fernández
Una mujer está sola en su casa temiendo que vuelva su marido y la agreda. No puede irse porque tiene que esperar a sus hijos. Está aterrorizada y busca el coraje que la falta en los rincones de su memoria familiar.