script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Sitges 'mastica' el cine de Manuel

Después de recibir su último reconocimiento en el V FangoFest de Amposta (Tarragona), certamen de cortometrajes celebrado del 10 al 13 de Septiembre donde consiguió el Premio del Público entre 90 títulos, "Dientes de otro", de Manuel Ortega Lasaga, vuelve a visitar tierras catalanas, del 3 al 12 de Octubre, para participar en el 47 Festival Internacional de Cinema Fantástico de Cataluña. 


El proyecto audiovisual de Producciones El Muro y Txutxo Films se proyectará este sábado, 4 de Octubre, dentro de la sección Brigadoon, un apartado en el que se presentan las propuestas más alternativas de cine fantástico raro, radical y de culto. El ganador de esta sección, que también contendrá presentaciones de trabajos televisivos actuales, recibirá el Premio Paul Naschy Brigadoon.
   

Hasta la fecha, el realizador cántabro ha estado presente con su último trabajo, entre otros, en el XV Festival de Cortos Fantásticos y Freak de Cerdanyola del Vallès Fantosfreak, el VIII Festival Internacional de Cine de Sax (FICS), el XVII Festival de Cine Español de Málaga, el IX Festival Internacional de Cine de Horror de Guanajuato, el II Festival de Cine Fantástico de Elche y el Festival Caóstica 2014, donde consiguió el Primer Premio.



El nuevo proyecto del realizador de "Santiago Martínez: cazador de ovnis y alienígenas" está protagonizado por Orlando Mijares, Alberto Zalduondo, Oscar Donoso y Mak, así como participaciones de intérpretes como María Castillo, Consuelo Carravilla, Iván Bezanilla, Tito González... Sinopsis: 'Si me sacas todos los dientes y se los pones al Ratoncito Pérez, te podrá traer mucho dinero. Pero hazlo después de matarme'.



"Dientes de otro", cuyo propio título es un 'mcguffin', bucea, de manera irreverente y transgresora con un particular humor negro, en la serie B, el 'slasher', el 'gore' y el género fantástico. Cámara en mano y con el enriquecimiento de la improvisación por bandera -los cambios de guión continuos propiciaron que algunos actores se incorporasen incluso el mismo día al rodaje-, la 'sucia' estética visual final sirve como propicia e inquietante atmósfera callejera para esta historia de vagabundos, personajes marginales...