script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Magical Girl", de Verónica Cosío

Al contrario de lo que he podido ir leyendo y escuchando en círculos cercanos acerca de la última película de Carlos Vermut, a mi me ha encantado. En ningún caso la podría calificar como una película densa, lenta... claro está, no es una película de grandes artificios, con fluidos diálogos, pero sí muy reflexiva, que exige paciencia y va generando interés a medida que transcurre el tiempo, algo que alabo.


Es un juego continuo entre forma y contenido, que se refleja una y otra vez con las piezas del puzzle, símbolo con el que el espectador puede ir hilvanando las historias o entrecruzando los personajes que Vermut nos presenta. Tan simbólico como la utilización de una canción interpretada por Manolo Caracol, "La Niña de Fuego", que, a priori, pudiera parecer extraña y que, sin embargo, cuando uno analiza su letra, tiene total cohesión con los protagonistas. O enmarcar a los personajes en un contexto de crisis económica, tal vez para potenciar futuras decisiones.


E incluso el enfrentar a dos profesores de ramas bien distintas como son lengua y matemáticas, cuando, además, el primero de ellos, curiosamente, aparece al inicio de la película entablando una lucha dialéctica con el dueño de una librería para valorar económicamente "La colmena", un hombre sensato capaz de realizar ¿una posterior extorsión?. Además, acude a diálogos donde entra a definir la tauromaquia, un pulso entre la razón y el instinto, pudiéndose además crear un paralelismo con la sociedad española. Más tarde seremos partícipes del proceso de transformación del protagonista, vistiéndose para salir a matar.


Clave es la presencia de grandes actores para reforzar la trama, pero ante todo el trabajo de José Sacristán, capaz de dar vida, en un principio, a un hombre totalmente acabado, sometido, pero que renace y consigue atrapar una nueva oportunidad. Mención aparte el complejísimo papel de mujer enclaustrada, controlada farmacológicamente, atormentada, fría, que realiza magistralmente Bárbara Lennie.


"Magical Girl" es una película sostenida sobre símbolos, silencios y sobre las propias interpretaciones del espectador, esa admirable habilidad de no mostrar o mostrar tan sólo lo necesario para que uno mismo continúe imaginando.