script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

La 'ventana' de Nacho al 'otro' cine

El director de cine Nacho Vigalondo, cuya nueva película "Open Windows" transcurre íntegramente en una pantalla de ordenador, ha afirmado que 'el futuro del cine está en la distribución por Internet', como ya es 'común' en países como Estados Unidos, y ha deseado que sus películas se puedan ver algún día 'en versión original, en cualquier ciudad de España, el día del estreno'. 


Así se ha pronunciado ayer jueves, 26 de Junio, el cineasta cántabro, en una rueda de prensa en la Sala Berlanga del Teatro Rialto de Valencia, con motivo de la presentación del tráiler de su última película, que se estrena el próximo 4 de Julio, en el marco de la celebración del Festival Internacional de Cine de Valencia - Cinema Jove. Vigalondo, que ha incidido en que Cinema Jove fue el primer festival en el que participó, espera seguir viniendo 'hasta el fin'. 'Estoy dispuesto a que sea el último, quizá con el paso de los años me arrastre como un elefante camino del cementerio y mi último grito lo pegue en Valencia', ha resaltado el director.

Vigalondo ha explicado que "Open Windows", protagonizada por Elijah Wood y la ex actriz porno Sasha Grey, es un thriller muy 'desemelenado', por lo que recomienda a la gente 'que no vaya al cine con su móvil'. 'Si estás mirando el móvil, además de todas las ventanas que ya hay abiertas en la película, si además abres más, yo calculo que puedes perderte una media de dos giros por minuto y no vas a entender nada', afirma el director, quien opina que lo que padece la generación actual es 'una epidemia de déficit de atención' que no hace falta sumar a esta película que ya lo lleva 'incorporado'.

Preguntado por su opinión acerca de las nuevas ventanas de distribución en la red, Vigalondo ha apuntado que el estreno simultáneo es algo 'común' en Estados Unidos y que, de hecho, el público estadounidense se ha 'reencontrado' con el cine independiente, que le recuerda al que había en los años 90. Según ha indicado, esto sucede porque el público es 'impermeable' al consumo de pago por Internet, algo que cree que 'tiene que pasar aquí cuanto antes, no para que el cine no desaparezca, ya que la piratería no pone en peligro al cine, pone en peligro a un cine más delicado que otro', ha precisado, para agregar que, 'si no pagamos por consumir cine en internet, el cine no va a desaparecer, lo que va a suceder es que solo se va a mantener el mainstream'. 'Lo que está desapareciendo son las clases medias en la producción cultura y eso es lo que hay que proteger', ha sentenciado.

En este sentido, ha imaginado que 'si los cines desaparecen, lo que más costará explicar a las generaciones venideras será la sensación de ir al cine, ver una comedia y que toda la sala se ría, algo que no se puede hacer en casa por muy grande que sea tu pantalla y por mucha calidad que tenga su sistema de sonido'. Para el director cántabro, 'hay géneros que palidecen en la soledad doméstica' y todos ellos se 'amplifican' al verse en las salas de cine 'por la experiencia colectiva' de 'compartir el visionado con un montón de gente que además son desconocidos'.

La película empieza 'dentro de una película', ha señalado Vigalondo, ya que la protagonista es una actriz que se encuentra en la promoción de su última película. En este punto, ha adelantado que él mismo ha realizado un cameo del personaje del director de la película, a quien ha descrito como 'un director de cine español que está coqueteando con Hollywood y es un idiota'. Además, también ha desvelado que a lo largo del filme 'está escondido todo el cásting de (otro de sus trabajos) "Extraterrestre"'.

Vigalondo, quien ha revelado que recibe influencia de Alfred Hitchcock y Brian de Palma, ha manifestado que la dimensión de la película es 'actualizada y fea', con las nuevas tecnologías como eje central, y ha estimado que el lenguaje del hipertexto y la simultaneidad de la información es algo 'muy poco cinematográfico' por lo que es necesario 'caricaturizarlo' para que sea 'soportable' en pantalla, lo que lleva a que los resultados 'siempre sean polémicos porque no estás retratando algo, estás haciendo una fantasía'. El director cabezonense ha explicado que esta película es 'el encargo más raro de la historia', en el que le propusieron una película en la que las redes sociales y el lenguaje de internet tuviese presencia en pantalla, a cambio de lo cual él pidió que toda la película transcurriese en un ordenador.

Las redes sociales fueron 'desapareciendo' del largometraje a medida que se desarrollaba el guion, porque era 'como condenar la película a estar anticuada, porque el cine es más lento que la tecnología y el día del estreno habría sabido a algo añejo', ha apostillado. Por ello, detalla que la película es 'una fantasía inspirada en programas que conocemos', de hecho argumenta que es 'una fantasía total, un artificio que no puede transcurrir en esta realidad en absoluto'. Además, ha confesado que le gustan los videojuegos, cuya influencia ha podido 'filtrarse' en la película, como en el empleo del recurso del tiempo real, sin cortes, como un plano secuencia que va 'del punto a al punto z'. Asimismo, explota el recurso de la pantalla partida, cuando se ven varias imágenes a la vez, lo que también recuerda a la pantalla de un ordenador y sus distintas ventanas.