script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

El Proyector (06/06/2014)

Los viajes en el tiempo, como su propio título indica, permite a la Marvel ofrecernos una ensalada mixta y una combinación atípica de mutantes jóvenes y veteranos en "X-Men: Días del futuro pasado" (Peñacastillo 3D Cinemas 12), una película que plantea una nueva estrategia de la saga para diversificar proyectos, como "Los Vengadores" o "The Amazing Spider-Man" -incluso el 'reboot' de "Los 4 Fantástico"-, en la que estas criaturas tendrán que vérselas con los Centinelas, creaciones armamentísticas basadas en la genética de Mística.



Cuantos más, ¿mejor?. En esta ocasión, lejos de compensar la presencia en pantalla de un número razonable de personajes, varios de ellos, aunque están, pasan más bien desapercibidos, como Halle Berry (Tormenta) o Anna Paquin (Rogue). Hugh Jackman (Lobezno), James McAvoy (Profesor X), Jennifer Lawrence (Mística), Michael Fassbender (Magneto) y Sir Ian McKellen (Magneto) comandan el protagonismo. Para los más curiosos, esta nueva entrega cinematográfica está basada en una de las mejores historietas de los mutantes Marvel, obra de los legendarios Christ Claremont y John Byrne allá por 1981.



En la línea de otros títulos recientes como "Las aventuras de Tadeo Jones" o "Zipi y Zape y el club de la canica", la historia de un perro al que le toca la lotería titulada "Pancho" (Peñacastillo 3D Cinemas 12), aunque su nombre real es Cook, supone otro intento más por conseguir y afianzar al público familiar. Con un tono de comedia agradable, Tom Fernández ("¿Para qué sirve un oso?", "La torre de Suso") recurre a un género hasta ahora exclusivamente norteamericano para hacer propio, una historia básica con buenos y malos distribuidos en dos bandos y con el gancho canino del Jack Russel terrier de la Lotería Primitiva, que ya ha aparecido en series de televisión o los Premios Goya 2010, como principal punto de interés. Sin excesivos artificios efectistas, la naturalidad y sencillez de la cinta no pretende disimularse de ningún modo. En el apartado interpretativo llaman la atención nombres como la televisiva Patricia Conde, los humoristas Alex O´Dogherty y Secun de la Rosa, o la actriz santanderina Marta Hazas.



Al igual que ocurría en "De tal padre, tal hijo", de Hirokazu Kore-eda, en "El hijo del otro" (Cines Groucho) nos encontramos también ante un caso de confusión de bebés, en esta ocasión ocurrido en Israel y descubierto muchos años después, concretamente cuando el joven protagonista se hace las pruebas médicas para entrar en el ejército. La directora y co-guionista Lorraine Lévy profundiza, en conjunto, mucho más que Hirokazu Kore-eda, tanto en la psicología de los personajes como en situar la historia en un contexto socio-político más complejo, circunstancias ambas quizás sustentadas en una sensibilidad femenina y en un deseo por transmitir la superación de unos miedos heredados y alimentados durante años. Sobre la base de una reflexión humana se levanta un tratado sobre los derechos y la paz.