script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Emboscada", por Mercedes Sánchez

En un contexto de celebración festiva, con motivo de una década de Cinentérate Cantabria -plataforma audiovisual de la que uno de sus colaboradores 'cinéfagos', Paco España, ha afirmado que 'no siempre decimos lo que debemos, pero siempre, siempre, decimos lo que queremos'-, Pelayo López presentó su ópera prima, "Emboscada"·, una historia muy de autor cuya estética, basada en el cómic y el uso de las letras de grupos de música cántabros -King Size Co, Poetas de Botella, Somepeople y Zen-, guioniza una historia a modo de puzzle. Dividida en cinco capítulos, y rodada en Ucieda (Ruente), el argumento de "Emboscada" se basa en la figura de una joven 'underground' que hace auto-stop ajena al peligro que puede suponer para su vida.


Sin embargo, este debút cinematográfico, en su intento de no resultar convencional, aún así se sirve de estereotipos que no ayudan en demasía. La interpretación novel de sus protagonistas, aunque llena de frescura, se siente desprovista de fuerza, circunstancia que la exime en gran parte de veracidad. Por otro lado, la rapidez de su guión subtitulado puede resultar un obstáculo para el público, aunque la garra musical otorga el suficiente dinamismo para esta pseudo-'road movie'. Sin duda, el principal logro y el mayor acierto de este nuevo realizador cántabro es que su relato, más allá del resto de argumentaciones expuestas, no dejará, para nada, indiferente al espectador.