script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Estreno: "El niño erizo", de La Machina Teatro

La nueva producción teatral de La Machina Teatro, un espectáculo infantil y familiar titulado "El niño erizo", verá por primera la luz pública, en el Palacio de Festivales, el próximo 25 de Enero. Este estreno teatral, que tendrá lugar a las 17:00 h., pondrá sobre el escenario una obra basada en un cuento del folclore alemán recopilado por los Hermanos Grimm.


Con esta nueva obra, La Machina Teatro se hace eco de cuestiones sociales actuales e invita a la reflexión desde la infancia de temas como las diferencias físicas o culturales y la integración social, ya que 'los prejuicios, la intolerancia y la incomprensión a menudo desembocan en comportamientos abusivos, tales como la discriminación y el acoso escolar'. Protagonizada por Patricia Cercas y Fernando Madrazo, la autora de esta obra es la madrileña Diana Luque, que fue galardonada con el Premio Internacional de Teatro Ricardo López Aranda 2011 del Ayuntamiento de Santander. Entre las colaboraciones destacadas nos encontramos las de Burbuja Films en el apartado de creación audiovisual y Nacho Mastretta en la composición de la música original.

"El niño erizo", obra dirigida por Rita Cofiño y Francisco Valcarce, cuenta la historia de Juan, el hijo de uno granjeros que es mitad erizo y mitad niño. Su madre lo adora, pero el padre siente que son el hazmerreír de la aldea, pues, además de 'raro', su hijo se comporta como un animal y es incapaz de aprender buenos modales. Juan crece sintiéndose diferente y siendo marginado en la escuela, y pasa la mayor parte del tiempo entre los animales de la granja de sus padres, tocando el clarinete y cantando. Un día decide partir de casa montado en su gallo y desaparecer entre los árboles del bosque. Pasados algunos años, el rey de un reino vecino se pierde en el bosque y busca ayuda en la madriguera en donde habita Juan.

Éste no sólo le invita a comer y le entretiene con su clarinete, sino que le indica el camino hacia su casa. Sólo pide una cosa a cambio: que, pasados un año y un día, el rey le dé en agradecimiento al primero que lo reciba a su regreso. El rey accede pensando que será recibido por su perro. Sin embargo, su hija sale a su encuentro y, vencido el plazo, Juan se presenta para cobrar su recompensa. En uno de sus encuentros, la princesa ve a Juan despojarse de sus púas. Éste le confiesa que está hechizado y que ella puede romper el hechizo si no cuenta a nadie su secreto en tres días.