script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

El Proyector (22/11/2013)

La obra literaria de Suzanne Collins y las aventuras de Katniss Everdeen ya tienen secuela en la gran pantalla: "Los juegos del hambre: en llamas" (Peñacastillo 3D Cinemas 12), que, previsiblemente, se cerrará con la partición en dos partes de la última entrega que resta ("Sinsajo"). La oscarizada Jennifer Lawrence vuelve a meterse en la piel de la protagonista, acompañada nuevamente de Josh Hutcherson, Liam Hemsworth, Jena Malone, Woody Harrelson, Stanley Tucci, Donald Sutherland, Lenny Kravitz, Amanda Plummer y Elizabeth Banks. Entre las novedades: por un lado, en lo interpretativo, la incorporación del siempre maravilloso, y aquí villano, Philip Seymour Hoffman; por otro, tras las cámaras, el relevo del inicial Gary Ross por el actual Francis Lawrence ("Soy leyenda").








A pesar de ganar la edición anterior de la competición, Katniss Everdeen, quien se da cuenta del poder revolucionario de su gesta durante el Tour de la Victoria, deberá volver a competir de manera inesperada en una nueva entrega, más sádica y sangrienta, de los 'juegos del hambre'. Ella y su amigo Peeta Mellark, co-vencedor también de la anterior prueba, serán los principales protagonistas de los 75 Juegos del Hambre. Esta nueva entrega, pese a que repite en casi todo su metraje la misma estructura, promete, eso sí, más acción y espectacularidad, con un final cargado de adrenalina y un tono medio menos adolescente y más adulto. El poder mediático, la necesidad del trabajo en equipo y el sacrificio solidario... son algunas de las premisas argumentales de esta saga. El interés principal puede radicar en confirmar que esta segunda entrega es capaz de recaudar más que los 700 millones de dólares que ingresó la primera parte.




Coproducción británico-filipina, "Metro Manila" (Cines Groucho) es el nuevo ejercicio cinematográfico del realizador Sean Ellis ("Cashback", "The broken"). La familia Ramírez emigra del campo de arrozales a la gran ciudad para salir adelante. Sin embargo, los trabajos que consiguen los cabezas de familia, uno en el mundo de la noche y otro como conductor de furgones blindados, resultarán más peligrosos incluso que la miseria o la picaresca a la que se han mudado. Sin deambular entre ambos extremos, un amargor fatal o un excesivo edulcorante, la utilización de los flashbacks y el tránsito entre el drama y el thriller permiten a la película avanzar de manera fluida. A pesar de la dureza del contexto, el estilismo formal nunca llega a perderse y los personajes principales están descritos con precisión.




Kevin Kline, Michael Douglas, Morgan Freeman y Robert De Niro son cuatro amigos de la infancia que se reúnen en Las Vegas para la boda de uno de ellos, el solterón de la cuadrilla, con una treintañera. "Plan en Las Vegas" (Peñacastillo 3D Cinemas 12) reúne a cuatro veteranos de la gran pantalla bajo la batuta de John Turtletaub ("La búsqueda", "Phenomenon", "El chico"), una historia a medio camino entre "Resacón en Las Vegas" y "Tipos legales". No obstante, más que un proyecto cinematográfico de interés, sobre todo si dejamos de lado su reparto, hablamos de una reunión de amigos dentro y fuera del set de rodaje.




"Tres días con la familia" situó a Mar Coll en el disparadero del cine nacional -Goya a la Mejor Dirección-, una atención que vuelve a focalizar con "Todos queremos lo mejor para ella" (Cines Groucho), su segundo proyecto cinematográfico, presentado en la Seminci, sobre una abogada que se recupera después de sufrir un accidente. El replanteamiento de su vida tras el suceso, en clave de comedia, será el eje narrativo de esta historia protagonizada por Nora Navas ("Pan negro"), Clara Segura ("Mar adentro", "Los ojos de Julia") y la argentina Valeria Bertuccelli ("Luna de avellaneda").




60 años después de "Cuentos de Tokio", de Yasujiro Ozu, su compatriota Yoji Yamada firma "Una familia de Tokio" (Peñacastillo 3D Cinemas 12), una actualización de dicho clásico en torno a cuestiones universales válidas por aquel entonces y hoy en día. Espiga de Oro en la Seminci de Valladolid, una simple historia, la de unos padres ancianos que viajan desde una pequeña isla a la capital japonesa para reencontrarse con sus hijos, es capaz de emocionar por su asombrosa normalidad. Cariños, nostalgias... sirven para describir una realidad común. Entre otros cambios respecto a la original, el guionista habitual del realizador, Emiko Hiramatsu, se ha decantado por reducir el número de hijos y modificar aspectos de su personalidad, así como adaptarla al contexto actual cambiando la II Guerra Mundial por el tsunami y Fukuyama.