script

MAS CONTENIDO DE CINENTERATE EN IG...

Crítica: "El menú", por Javier Collantes

La gastronomía, el arte culinario, las comidas, el sabor, todo en uno, como otra forma de sentir esta visión de la cocina, los alimentos, una filosofía de vida que el cine ha sabido mostrar y muestra, el nudo que existe entre los fogones, la vida y los movimientos en una cocina, el templo de la restauración, pequeñas grandes historias que el arte fílmico sabe plasmar, la esencia, el placer, recetas e ingredientes, un prisma de arte en torno al cual el cine sigue ofreciendo grandes títulos, medianos o tópicos, dentro de un género que mantiene su interés. A este ejemplo, incluso con mayor carga de profundidad, se corresponde El menú, film dirigido por Mark Mylod con ritmo narrativo en modo de acercamiento a un relato de suspense, thriller intenso que, con los elementos de la sorpresa, contiene y desarrolla un buen tono que, en base a los relatos en espacios cerrados y su forma de rodar secuencias, resulta aceptable y muy entretenido.


Incluso con el modo operando del descubrimiento y su devenir. Con la fórmula de comedia negra y los elementos psicológicos, su tratamiento es eficaz, dejándose llevar hasta un final que convence para pasar a ser una especie de metáfora de la sociedad a través del ejercicio y espacio culinarios, con los ingredientes del misterio, en un recorrido del engaño y la ambición. La alta cultura en sus diversos cuadros, esta vez un restaurante, sus miembros e invitados. Con una banda sonora aceptable y un cuidado tratamiento en su fotografía, la película nos presenta a una pareja que viaja a uno de los destinos más importantes del mundo para una cena asombrosa, junto a otros clientes, en un restaurante que ofrece, en un enclave único, una experiencia sobresaliente.


Pero las circunstancias serán otras... El chef ha preparado una sorpresa, un ingrediente secreto. Diálogos sobre una serie de platos y, a medida que trascurre la historia, personajes, secretos, vida, muerte... en las entrañas, con corte de minimalismo, entre platos de un menú que conlleva verdades, pragmatismo, venganza... con una solución de salvar o ser salvados, entre clases sociales, a modo intelectual,. una lección de comportamientos humanos, la miseria y su desvelo... Las notables interpretaciones de Ralph Fiennes y Anya Taylor-Joy regalan la sapiencia de ser y estar. Una hamburguesa con queso, una respuesta, solución a una isla de preparación de cena de alta distinción ¿o no? Película que gusta, entre las sensaciones de estar viendo un film de Diez negritos, pero en la mesa, para descubrir las carencias de sus personajes, comer, disfrutar o aparentar... Ahí se encuentra la respuesta. El menú, muy digna e interesante, ¿quién sirve más?