script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Ad Astra: Hacia las estrellas", por Luisma Lostal

Hay películas de ciencia ficción... y obras maestras de ciencia ficción. En esa segunda categoría incluiría films de la talla de 2001: Una odisea del espacio, Solaris, Gravity, Interstellar, First Man (El primer hombre) y la que nos ocupa, la reciente Ad Astra: Hacia las estrellas del estupendo director James Gray (La ciudad perdida de Z, El sueño de Ellis, Two Lovers...), una odisea de ciencia ficción a los confines de Neptuno, con escalas en la Luna y Marte, que te atrapa y sumerge desde el minuto uno en sensaciones hipnóticas-sensoriales que te llevan a terrenos místicos y metafísicos trascendiendo la historia y aventura espacial narrada.


Mención especial, la actuación de Brad Pitt, para mí, una de sus mejores interpretaciones, y el buen hacer de los veteranos secundarios: Tommy Lee Jones, un émulo galáctico del Kurtz de El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad, perdido en los confines del Sistema Solar en constante búsqueda de vida extraterrestre; y Donald Sutherland. Por otro lado, los efectos, impresionantes y de gran realismo, nos transportan al espacio y a la gravedad cero con un sonido realista de 'no sonido' en el espacio exterior tal como marca la ciencia y realidad. Mención especial, la banda sonora de Max Richter y Lorne Balfe, un score electrónico hipnótico y por momentos planeador, en la mejor tradición de los alemanes Tangerine Dream que invitan a sumergirnos más y más en las múltiples sensaciones sensoriales que nos produce esta obra maestra de ciencia ficción.


Ad Astra: Hacia las estrellas es El corazón de las tinieblas planetario a los confines del Sistema Solar... y más allá, un viaje hipnótico y sensorial que sugiere más que muestra, aspectos de índole metafísica y mística: ¿Hacia dónde vamos?, ¿estamos solos en el Universo?, el sentido de la vida, el Cosmos... Ad Astra: Hacia las estrellas, una película de extraordinaria profundidad contada de forma magistral, una obra maestra de obligada visión para todos los amantes de la ciencia ficción adulta y profunda.