script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "La tribu", por Paco España

Fernando Colomo es uno de los directores españoles más veteranos, especialmente en el terreno de la comedia. Desde Tigres de papel en 1977, pasando por La línea del cielo, La vida alegre, Bajarse al moro, Los años bárbaros, El próximo oriente y la más reciente Isla bonita, nos lleva ofreciendo con regularidad propuestas honestas, llenas de su típico humor, naturalista y socarrón, que suelen provocar la sonrisa en los labios y un suave 'run-run' optimista en la cabeza.


La tribu no es una excepción. Tiene el suficiente interés y ritmo (con unos enérgicos números musicales) para resultar interesante. La película se sustenta en una actriz y una actor lanzados al estrellato por la televisión, hoy ya muy consolidados en las producciones de cine en las que resultan un gancho comercial muy importante, de tal manera que han logrado llevar un gran número de espectadores a las salas de cine en su primer fin se semana de exhibición.


Carmen Machi es una actriz, esencialmente cómica, pero que es capaz de llevar a buen puerto cualquier tipo de papel, por muy simple o complejo que este sea. Por otro parte, Paco León, que, como su apellido indica, es un auténtico animal del 'show business'. Su magnetismo personal y artístico hace que sus apariciones en pantalla, constantes en esta película, sean bienvenidas, aunque no estén siempre bien construidas por deficiencias de un guión no demasiado brillante, que rema muy a favor del público, olvidándose de cualquier tipo de sutilidad firmado por el propio Colomo, Joaquín Oristrell y Yolanda García Serrano.


La tribu introduce unas pequeñas gotas de denuncia sobre los despidos colectivos y la precariedad laboral, tocando también el sensacionalismo de la televisión y ciertos canales de Internet, pero en el fondo con un esquema sumamente simple y poco original. Un ejecutivo, despreciable desde los puntos de vista laboral y humano, se transmuta en lo opuesto gracias a un golpe que le produce amnesia temporal. Además, un infrecuente e inoportuno efecto ventosa le hace protagonista de la anécdota del 'hombre lapa', algo que podrás descubrir acudiendo a la sala de cine a ver La tribu, el plan perfecto para una lluviosa tarde de sábado.