script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Crítica: "Los archivos del Pentágono", por Javier Collantes

En una línea coherente con su espíritu de narrar historias del pasado -para recordar y derivar en otros conceptos-, los tiempos históricos de un país, Estados Unidos, son temas desarrollados de forma casi didáctica, entre el bien y el mal, de la mano del llamado rey Midas de Hollywood. Ahora, en su último trabajo, Steven Spielberg nos ofrece una película a modo de thriller político, sobre hechos acontecidos en junio de 1971, filtraciones a la prensa durante la guerra de Vietnam.


En dicho año, New York Times, Washington Post y los principales periódicos tomaron una valiente posición con respecto a la libertad de expresión y la libertad de prensa en torno a los famosos documentos del Pentágono, y las mentiras de cuatro presidencias de la Casa Blanca en el encubrimiento de muchas falsedades al pueblo norteamericano. En aquel momento, una mujer buscaba ser la primera mujer editora para destapar las mentiras y acogerse a la primer enmienda ante el Tribunal Supremo.


La información demostraba que la administración Nixon, al igual que sus predecesoras, había mentido, y New York Times y Washington Post se erigieron como principales artífices de la lucha por desvelar los famosos papeles del Pentágono, a modo de un canto a la democracia antes del conocido caso Watergate. El lenguaje y la narración, desde el punto de vista cinematográfico, se encuentran teatralizados respecto a sus arquetipos, una mecánica que el director utiliza con sapiencia.


Los archivos del Pentágono pasa a ser un relato estrictamente frío, analítico, distante, en el cual sus personajes se encuentran estructurados en sus 'marcas',  sin salir del plano, pasando por una banda sonora del afamado compositor John Williams descompensada y exagerada que, además, en algunas secuencias queda hasta mal sincronizada y en el vacío. Por la parte de la fotografía, Janusz Kaminski realza en cada plano la textura de una época del cine de los años 70 en el siglo XX.


Mención aparte para las interpretaciones de un reparto bien compensado, con los registros de Meryl Streep y Tom Hanks que logran equilibrar un buen film, decepcionante en otros instantes del mismo. Una película rodada con un ritmo pausado, muchas veces visto, que le cuesta ascender. Mejor su historia que su desarrollo, lleno de intenciones pero careciendo de garra.


Los archivos del Pentágono recuerda al Spielberg menos apasionado y más academicista, intentando ser un clásico sin serlo. Sobre todo, resulta una obra menor, donde prevalece el discurso sobre las maneras de trasmitir. Un film lánguido, con algo de esplendor y buenas intenciones que se ve y se olvida. Por eso añoramos Todos los hombres del presidente, La conversación... Los archivos del Pentágono resulta una lección de historia, un film tibio y pasable, sin más.