script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

Manuel Gutiérrez Aragón, Premio UIMP a la Cinematografía 2014

El director de cine y guionista cántabro Manuel Gutiérrez Aragón ha asegurado este lunes, 8 de Septiembre, al recibir el VI Premio UIMP a la Cinematografía, que con este galardón ha conseguido entrar a la 'península mágica' de La Magdalena, un lugar reservado a los que 'de verdad' tienen 'mérito y capacidad'. Así, durante su intervención después de recibir el galardón de manos del rector de la UIMP, César Nombela, ha comentado que cuando era joven intentó entrar en esta península de la capital cántabra, donde 'casi podía sentir el olor de la ciencia y la modernidad', pero que un funcionario se lo impidió, 'como el guardián tártaro de la muralla del cuento de Kafka', que no dejó entrar al campesino, en referencia a la obra "Ante la ley".


Gutiérrez Aragón, que ha mencionado que este premio supone un doble reconocimiento al cine y a sí mismo, también ha recordado su amistad con el escritor José María Merino --que ha sido el autor de la Laudatio en esta ceremonia--, que cuando se conocieron era, sobre todo, 'un formidable narrador verbal'. A este respecto, y tras escuchar la Laudatio de Merino --con quien, cuando eran jóvenes, empezaron juntos 'la búsqueda del sentido de la vida', según ha explicado--, ha asegurado que le parece ser 'un personaje de los narrados por Merino de forma tan convincente', un personaje 'inventado y bien inventado'.

La Laudatio ha correspondido al escritor José María Merino, que ha definido al galardonado como 'una de las figuras más importantes del cine español' y que ha incidido en la 'calidad y la singularidad' de sus películas, 20 en total, que muestran 'una obra tan extensa como rica en significaciones que sin duda nos ayuda a entender mejor nuestra condiciones en lo personal y en lo colectivo'. 'Es un cine marcando por el sello inconfundible de su director por el que gravita un especial gusto por los mitos y los arquetipos", capaz de "crear una realidad por sí misma que resulta siempre la verdadera obra artística". "Siempre ha desarrollado en su cine temas propios porque es un excelente imaginador y novelista', ha destacado.

Al mismo tiempo, ha comentado que 'hay quien lo ha calificado --su cine-- de mágico'. 'Sin descartar los matices, yo lo relacionaría con lo familiar visto a través de la extrañeza', ha agregado. Para sus películas -"Demonios en el jardín", "La mitad del cielo", "Cosas que dejé en La Habana", "Maravillas", "Visionarios" o "Camada negra"--, a su juicio, el cineasta cántabro ha contado con 'magníficos' actores y, en cuanto a la ambientación 'siempre está cuidada de manera especial esperando conseguir una atmósfera misteriosa y casi fantástico'.

En su opinión, el cine de Gutiérrez Aragón 'roza los maravilloso y aparece sin tapujos lo fantástico'. 'Es un cine sonambúlico', ha afirmado, al tiempo que ha remarcado que en una etapa también presentó un 'panorama alegórico' de la España del franquismo, con unos escenarios que tienen 'auténtica condición de personajes' en las películas del homenajeado. También ha mencionado los premios que ha recibido, como el Oso de Plata (1977), la Concha de Oro a la Mejor película (1982) o la Medalla de Oro de las Artes y las Ciencias Cinematográficas (2012) y ha destacado su obra relacionada con el Quijote de Miguel de Cervantes.

En este sentido, ha citado la película "El caballero Don Quijote", protagonizado por Juan Luis Galiardo como Don Quijote y Carlos Iglesias encarnando a Sancho Panza, y su adaptación televisiva de "El Quijote" para Televisión Española (TVE), con Fernando Rey --Don Quijote-- y Alfredo Landa --Sancho Panza--, 'en la que da una visión del personaje no sostenida en las puras peripecias, sino que pone de relieve la melancolía y el sufrimiento íntimo del personaje'.

Gutiérrez Aragón ha afirmado que le gustan las películas contadas de una manera 'clásica', algo que requiere una financiación que hoy en día 'no es posible'. No obstante, ha reiterado que le gustaría rodar una cinta en el Valle del Pas (Cantabria), pero no está seguro de que se den las condiciones, 'y cuando la haga no sé si quedará algo de los Pasiegos', ha dicho. 'Uno de mis problemas es que ya soy un señor que pertenece a una parte de la historia del cine y me gustan las películas contadas de una manera más o menos clásica, y para hacer una así hoy en día se requiere de una financiación que no es posible', ha lamentado el director. Ha apuntado, además, que no se siente 'animado' a 'hacer películas como las de antes, pero más pequeñitas'. 'Para eso, pues no', ha zanjado el director cántabro.

De esta forma, ha comentado que tienen que darse 'muchas condiciones' para que vuelva a rodar una película nueva, incidiendo sobre todo en la falta de dinero. 'El público ha cambiado y no sé si interesa una historia que ocurra en el Valle del Pas, pero sobre todo es una cuestión de dinero', ha asegurado, y ha añadido que para que una película actual tenga éxito 'tiene que pasar por una televisión para que se vea'. Igualmente, ha destacado que en la actualidad para preparar una película 'hacen falta de dos a cuatro años', por lo que 'emplear cuatro años en un proyecto que luego no se lleve a cabo es una nota más que demuestra mi escaso interés por hacer cine'. 'A mi edad, es un poco arriesgado. Todo eso, a mí por lo menos, no me anima a hacer cine', ha comentado.

En este sentido, ha remarcado que tenía un proyecto, pero como consecuencia de los 'problemas' por los que está pasando el cine español 'no siguió adelante'. 'Seguro que habrá otras películas aunque no las haga yo', ha comentado. Al mismo tiempo, ha asegurado que 'hay dos proyectos de directores importantes, de muchísimo éxito, que se han venido abajo en los últimos meses', aunque no ha querido señalar a qué directores de cine se refiere. Por todo ello, ha asegurado que actualmente está centrado en la literatura y que está preparando un libro titulado "A los actores", que espera tener listo para dentro de un año y que es 'una reflexión sobre el cine en general'. 'Es un ensayo teórico sobre la interpretación. Yo creo que desde los rusos, desde Stanislavski no se ha reflexionado mucho sobre la figura de los actores', ha comentado.

Gutiérrez Aragón, que ha señalado que el cine está 'necesitado de reivindicarse' y que 'está muy bien' que tenga una distinción académica como este galardón de la UIMP porque 'se informa de frivolidades, de la vida de los actores', también ha afirmado que el cine español, como el de todos los países, 'necesita apoyo del Estado', aunque 'no hace falta que sean subvenciones'. 'Aquí --en España-- hay una involución y no parece que haya mucha simpatía por el cine. Pero aparte de eso, y no quiero que se me malinterprete, el cine español ha perdido a parte de su público porque tiene otras distracciones', ha relatado. A este respecto, ha opinado que 'el peso del audiovisual ha pasado a la televisión' porque 'el cine se ha pasado a otro sitio, ahí están las series españolas, que tienen mucho éxito'. 'Igual es que el audiovisual ha cambiado y yo no', ha añadido. Por lo tanto, ha considerado que no cree que este año sea el de la 'recuperación' del cine español. Preguntado, asimismo, por el rodaje de la película "Altamira", que protagonizará Antonio Banderas, ha asegurado que es 'un ejemplo' de cine con mucho presupuesto 'rodado en inglés'. 'El cine está en otra parte', ha zanjado.