script

CONSIGUE AQUI TUS ENTRADAS SIN COLAS...

El gasto cultural, cine incluido, en 2013

El gasto de las familias cántabras en ocio se ha reducido un nueve por ciento en 2013, hasta situarse en un promedio anual de 1.947 euros, 200 euros menos que el año anterior, según datos de un estudio que refleja que el 23% de las familias de la comunidad autónoma han eliminado por completo esta partida de su presupuesto, frente al 19% a nivel nacional. El descenso de 2013 en el gasto de las familias cántabras en ocio se acumula a los registrados en los años anteriores, pasando de 2.481 euros de media en 2010, a 2.292 en 2011 y 2.143 en 2012, según los perfiles de consumo Habits de la empresa AIS Group.


Este estudio, recogido por Europa Press, estima que las familias españolas gastaron en 2013 un media de 2.000 euros en 'ocio urbano', una cifra sensiblemente inferior a la registrada en los tres años anteriores. Así, el gasto medio familiar en ocio fue de 2.360 euros en 2010, bajo a 2.270 euros en 2011 y se situó en 2.170 en 2012.  En lo que va de década, el recorte total ha sido de un 16%, y según AIS Group, no sólo se ha rebajado el gasto en general sino que, en estos años, hay un 3% más de familias que han eliminado por completo esta partida de su presupuesto. Así, en 2013 un 19% de las familias españolas no destinó ninguna cantidad de sus ingresos a ocio urbano. Según los perfiles de consumo Habits, en 2013 las familias que 'más salieron' fueron las vascas, cerca del 90%, seguidas por madrileñas (86%) y riojanas (84%). En cambio, las más 'hogareñas' fueron las castellano-manchegas, donde algo más de una cuarta parte no gastó nada en ocio urbano, seguidos por canarios y cántabros.

El estudio precisa que, si se tiene en cuenta sólo a las familias que destinaron alguna partida de su presupuesto al ocio -el 81% a nivel nacional y el 77,2% en Cantabria-, el gasto medio en 2013 se situó en 2.480 euros en el conjunto del país y en 2.522 euros en Cantabria -un 11% menos que en 2012-. Según el estudio, la práctica totalidad de esos casi 2.500 euros que los españoles destinan a ocio se fue en restaurantes y cafeterías. Solamente tres de cada 10 familias pagaron en 2013 por actividades de entretenimiento de índole cultural, entre ellas el cine, el teatro y los museos.

El presupuesto medio que dedican los españoles en 2013 a este tipo de espectáculos apenas superó los 300 euros anuales por hogar. Los que más sobrepasaron esta cifra fueron los hogares valencianos que alcanzaron los 560 euros. Les siguen las familias catalanas con una media de gasto en este tipo de entretenimiento en 2013 de 465 euros. También navarros y madrileños superaron de media los 400 euros anuales.

Las familias extremeñas están en el otro extremo situando su gasto medio en museos y espectáculos ligeramente por encima de los 125 euros anuales. Rondando los 200 euros se quedaron en 2013 los hogares canarios, murcianos, andaluces y asturianos. Pese a que de 2012 a 2013 se registraron grandes subidas en lo que destinan a esta partida las familias de ciertas comunidades, como los 165 euros en Navarra (más de un 60% de aumento del gasto) o los 90 euros de Cantabria (45%), la tendencia del gasto en este tipo de ocio a nivel estatal es a la baja. En el último año cayó un 1,2%, lo que representa escasamente unos cuatro euros anuales por familia. En el lugar donde las familias redujeron más su presupuesto para cines, teatros y museos fue en Canarias y en Asturias. Allí se gastaron de media unos 80 euros menos por hogar.